Amy Winehouse al descubierto, en una muestra sobre su vida

  • Por:karen-millen

08

08/2022

En la pared de un museo de Londres hay colgada una página del cuaderno de la adolescencia de Amy Winehouse, escrita a mano, en la que se enumeran sus "ambiciones de fama". Abarca 14 objetivos, entre ellos "ser fotografiada por David LaChapelle" (el fotógrafo que tiempo después dirigiría el video musical de su canción Tears Dry on Their Own) y "hacer una película en la que parezca fea".

Una década después de su muerte a los 27 años, la exposición Amy: Beyond the Stage (Amy: más allá del escenario) en el Museo del Diseño muestra tanto cosas íntimas —como la lista de objetivos— al igual que objetos que apuntan a las influencias de la cantante en un intento de añadir nuevas dimensiones a la forma en que entendemos la corta carrera y el legado de ella, ambos frecuentemente eclipsados por sus luchas contra la adicción.

El recuerdo de Winehouse se ha forjado, en parte, debido a documentales como Amy, de 2015, que ganó un Oscar, y a artistas que la mencionan como influencia: "El 90% de mi carrera se lo debo a ella", dijo Adele sobre un escenario en 2016.

En una entrevista en el museo, Janis Winehouse, madre de la cantante, comentó que durante el crecimiento la hija fue "difícil". "Teníamos una relación en la que yo le decía: 'Amy, no', y ella se lo tomaba como 'Seguí, Amy', y así funcionaba", explicó.

El padrastro de Amy, Richard Collins, añadió que la intérprete "era muy fuerte, muy carismática, manipuladora, encantadora, maliciosa, cabeza dura y sabía cantar, claro".

La muestra es un intento de añadir nuevas dimensiones a la forma en que entendemos la corta carrera de Amy y su legado, ambos frecuentemente eclipsados por sus luchas contra la adicción.

La idea de hacer una exposición que tocara muchas de estas facetas fue llevada al Museo del Diseño por Naomi Parry, amiga y modista personal de Winehouse, en el verano de 2020. Después de 10 años, Parry esperaba que el público tuviera una actitud receptiva y dispuesta a pensar en la historia de Amy de una manera diferente.

En los años inmediatamente posteriores a su muerte, "la gente no estaba dispuesta a hablar de otra cosa que no fuera la tragedia, cosa que yo entendía", observó hace poco Naomi, que es asesora de la exposición, en una entrevista reciente. Pero más recientemente, "he necesitado que la narrativa de la muestra gire ligeramente hacia un enfoque más positivo de la vida de Amy, porque era un verdadero pesar ver constantemente libros, historias y cosas negativas sobre mi amiga".

Hubo también otra motivación. El mes pasado se subastaron algunas de las pertenencias de Amy procedentes de su herencia, administrada por el padre, Mitch Winehouse. "Fue como nuestra última oportunidad de hacer esto mientras aún teníamos las cosas bajo control", aclaró Parry.

La exposición recorre la evolución y las influencias de Amy Winehouse desde los primeros años, mientras crecía en el suburbio de Southgate, al norte de Londres, hasta los artistas negros que la inspiraron, así como la ropa y el pelo que conformaron su estética distintiva. He aquí un vistazo a algunas de las cosas expuestas y lo que revelan sobre la cantante.

Vestido de Preen

Amy Winehouse al descubierto, en una muestra sobre su vida

En 2007 Winehouse usó un vestido amarillo Preen, de los diseñadores Thornton y Bregazzi, para los BRIT Awards, la ceremonia anual que celebra la música popular británica. Ese año, Back to Black fue nominado como álbum del año y Amy se llevó a casa el premio a la mejor artista femenina británica.

Para Naomi Parry, los BRIT Awards marcaron un momento en el que tomó cuerpo el estilo vintage característico de la cantante: la colmena en el pelo, los vestidos cortos y el delineado grueso de los ojos.

La exposición recorre la evolución y las influencias de Amy Winehouse desde los primeros años, mientras crecía en el suburbio de Southgate, al norte de Londres, hasta los artistas negros que la inspiraron, así como la ropa y el pelo que conformaron su estética distintiva.

Winehouse personalizó el traje poniéndose debajo un corpiño negro. "Cuando hicimos la prueba para ajustarlo se lo puso sin corpiño y le dije: 'Se ve increíble'", contó Naomi. Sin embargo, antes del evento, Amy volvió a probárselo usando el corpiño y decidió que lo prefería así.

Parry dijo que Winehouse personalizaba sus trajes a menudo: antes de una actuación, Naomi tuvo que cortarle la parte de abajo a un vestido de Dolce & Gabbana porque Amy lo quería más corto. "Siempre era un tema", recuerda Parry acerca de los arreglos. "Pero siempre ganaba ella."

Instalación "In the Studio"

Esta instalación, creada por la diseñadora escénica y de vestuario Chiara Stephenson, está inspirada en Metropolis Studios, el estudio de grabación londinense donde en 2006 se grabaron y mezclaron partes del álbum de Amy Back to Black. La "cabina" de control construida para la instalación reproduce imágenes de Winehouse, sus contemporáneos e influencias.

"Parecía como que hubiera ocurrido de la noche a la mañana", relata Naomi Parry sobre la fama de Winehouse tras el lanzamiento del álbum. "De repente, Amy tenía a los paparazzi acampados directamente en la puerta de su casa. Para cualquiera, tenga o no problemas de salud mental, eso es mucho."

Chaqueta de colección

Esta prenda pertenece a la colección Métiers d'Art 2008 de Chanel, diseñada por Karl Lagerfeld. En la pasarela de presentación, muchas de las modelos llevaron peinados colmena y delineado de ojos grueso, inspirados en Amy.

Aunque Winehouse confiaba en su capacidad como cantante, según Naomi, "Creo que la dejaba completamente boquiabierta que gente como Lagerfeld supiera quién era y se inspirara en ella".

La influencia de Amy Winehouse en las casas de alta costura continuó después de su muerte -en 2012 Jean Paul Gaultier presentó una línea que rendía un homenaje aún más directo a la cantante-, al igual que su efecto en el estilo urbano en general.

"Tras la muerte de Amy había mujeres por todas las calles de Londres, París, Nueva York que llevaban colmenas de todas las formas en el pelo", dice Priya Khanchandani, curadora de la exposición. "Creo que algunas personas lo hacían sin darse cuenta necesariamente de que provenía de ella."

Carteles de Camden Square y Murray Street

Frente a la casa de Amy, luego de su muerte en julio de 2011, fans y admiradores dejaron escritos en estos carteles de la calle. "En la plaza los fans cantaban canciones de Amy y lloraban", mencionó Collins, el padrastro.

El ayuntamiento había planeado retirar los carteles y reemplazarlos, agregó, pero el representante de Winehouse convenció a los funcionarios para que se los entregaran a la familia.

Naomi Parry, que vivió con Amy de enero a mayo de 2011, se refirió a la respuesta del público: "Mirando hacia aquel momento, fue algo realmente asombroso la cantidad de gente que sintió su vínculo con ella al punto de experimentar dolor físico".

Colección Fred Perry

Estos artículos seleccionados provienen de la colaboración de 2010 entre la marca de ropa Fred Perry y Winehouse.

Naomi había conversado con Amy la posibilidad de crear una marca juntas y pensó que una colaboración con Fred Perry —marca que a Winehouse le encantaba y tenía fuertes conexiones con las subculturas musicales— sería una forma de que Amy entrase en el mundo de la moda.

Rememorando la emoción de Winehouse ante la perspectiva de trabajar con aquella marca, Naomi la describió como "la de una nena que va a entrar en su caramelería favorita".

Trabajar en la colección fue una vía de escape para Amy, dijo Parry: "Seguía siendo hacer algo creativo, pero sin la presión de la música. Era algo nuevo y algo a lo que podía dedicarse a fondo".

Instalación "En el candelero"

Es una selección de artículos escritos sobre Winehouse, muchos de los cuales abordan su consumo de sustancias.

"La exposición pretende constituir una celebración de Amy y su legado, pero sería imposible hacer una exposición sobre ella y no hablar de las luchas a las que se enfrentó", explicó Priya Khanchandani, la curadora de la muestra. En su momento, los medios de comunicación racionalizaron con frecuencia los problemas de Winehouse o no los "trataron con la gravedad que debían", afirmó.

Las notas incluidas aquí califican a Amy como "un alma torturada" y "la gran sacerdotisa nacional del hedonismo".

Khanchandani se preocupó de enmarcar adecuadamente esta parte de la exposición, recurriendo a expertos especializados en adicción e imagen corporal para hacer un taller sobre el lenguaje de la muestra. "Quise cambiar el discurso para abordar estos temas desde una perspectiva crítica", precisó.

Traducción: Román García Azcárate

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar

Ya tengo suscripción

Clarín

Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla ¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active
Cancelar
Clarín

Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Amy Winehouse al descubierto, en una muestra sobre su vida
  • 180
  • cómo debes enmarcar la ropa de moda

Artículos relacionados