Bangladesh supera a India y Pakistán

  • Por:karen-millen

14

01/2023

Bangladesh, acostumbrado a la lentitud de los triciclos, quiere que 2022 sea el año de su gran salto adelante. Tras adelantar a India en renta per cápita hace apenas unos meses, el país espera acelerar aún más su crecimiento con la culminación de varias infraestructuras de gran calado. Véase la primera línea del metro de Daca, la capital de los atascos, o su primera central nuclear, de factura rusa. Además de un puente kilométrico sobre el caudaloso Padma o un túnel bajo el río de Chittagong, en ambos casos, a manos de constructoras chinas.

Pese a lo cual, las relaciones nunca habían sido tan buenas con India, que está relanzando conexiones ferroviarias inactivas desde hacía muchísimas décadas. .

Cuando acaba de cumplir cincuenta años de existencia, Bangladesh sueña con dejar atrás su imagen catastrófica. De origen, puesto que, en 1971, su parto doloroso dio pie a un nuevo tipo de acontecimiento mundial: Los megaconciertos benéficos a cargo de estrellas de la música. En aquel caso, el “Concert for Bangladesh” de George Harrison, Ravi Shankar y sus amigos. Los bengalíes superan desde hace años en la mayoría de parámetros al país del que se escindieron, Pakistán. Pero superar a India, su defensor de entonces, ha sido la guinda.

El trabajo de los bengalíes –y singularmente, de las bengalíes- ha sacado al país de la ciénaga. Veinticinco millones de personas han logrado dejar atrás la miseria en dos décadas. Un logro alcanzado gracias a un modelo económico y social propio, en el que la industria emplea al 31 % de los trabajadores y esperar llegar al 40 % al final de la década.

La apuesta por el textil ha sacado al país del lodazal: ya supera a la vecina India en renta per cápita

Estas prioridades políticas fueron precedidas por la difusión de buenas prácticas por parte de oenegés de todo el mundo, que llegaron a representar el 7 % de la economía y que hoy suponen apenas el 2 %. Los bengalíes, aficionados al pescado como pocos, aprendieron a pescar.

Bangladesh supera a India y Pakistán

A pesar de las numerosas calamidades naturales y de las no menos frecuentes sacudidas de factura humana –desde magnicidios a golpes de estado- Bangladesh ha consolidado una democracia con más abusos de poder y corrupción que la india, pero al mismo tiempo con una apuesta más nítida por la mejora de los parámetros de desarrollo humano y por la creación de puestos de trabajo. Mientras India destruye empleo industrial, Bangladesh lo crea. Mientras las exportaciones indias de mercancías llevan años estancadas, las de Bangladesh crecen a un 15 % anual.

Asimismo, el éxito relativo del pais forzará a su economía a dar un salto cualitativo, puesto que va a perder la exención de aranceles de la que disfrutan los países más pobres en la UE (adonde van un 60% de sus exportaciones) o en EE.UU..

Aunque el 80% de los ingresos de Bangladesh por exportación proceden de las prendas de ropa, empieza a haber señales de diversificación. El año pasado, sus firmas de software y servicios informáticos superaron los mil millones de dólares en exportaciones. A estos ingresos hay que añadir las remesas de sus emigrantes, que conforman la sexta diáspora más numerosa del mundo y la octava que más dinero envía.

Bangladesh nació en 1971 al término de una traumática guerra para independizarse de Pakistán

Con el puente sobre el Padma –nombre del Ganges a su paso por Bangladesh- la China acercará Daca a Calcuta. Mientras que el túnel de Chittagong acercará la segunda ciudad al extremo sur del país –donde se hacinan cientos de miles de rohinyás- y la frontera birmana.

Recientemente, además, Bangladesh se ha convertido en el único país del mundo que ha sido gobernado más tiempo por mujeres que por hombres. El pulso descarnado entre las dos “sultanas” de la política bengalí, Sheij Hasina y Jaleda Zia, que durante dos décadas se turnaron en el poder, terminó hace tiempo con la victoria definitiva de la primera, más amiga de India y menos del islamismo. Zia está ahora en el hospital, luchando por su vida, tras haber pasado por la cárcel.

De todos modos, la importancia de la mujer en la sociedad bengalí es un hecho cultural, que la aleja, por ejemplo, del machismo del Panyab. El predominio de mujeres en las fábricas también ha situado el índice de participación femenina en el trabajo muy por encima de los parámetros de India o Pakistán. Las bengalíes estudian más años, se casan más tarde y tienen dos hijos como media, muy por debajo de las pakistaníes. Mientras que la esperanza de vida roza ya los 73 años.

Ciertamente, Bangladesh, pese a sus 165 millones de habitantes, es un país mucho más homogéneo, lingüísticamente, culturalmente y religiosamente que sus vecinos. Con más de un 90% de población musulmana, ha dado la espalda al extremismo. Y su tamaño lo hace más apto para poder pedir cuentas o rendirlas. Pero no hay que olvidar que nació tan desnutrido que no había ningún país más pobre, excepto la actual Burkina Faso.

Con 165 millones de habitantes (un 90 % musulmanes), Bangladesh ha dado la espalda al extremismo

Ahora crece como pocos u mantiene buenas relaciones con todos. Pero sin el sudor de las heroínas de esta historia, que son las trabajadoras del textil, casi siempre en condiciones precarias y en horarios intensivos, nada habría sido posible.

Bangladesh supera a India y Pakistán
  • 122
  • que modas de ropa hay en la india

Artículos relacionados