Entrevista al escritor madrileño Santiago Alfonso López Navia, nuevo ganador del XX Premio Emilio Alarcos de Poesía: “La fe y el amor son la mejor inspiración para mí”

  • Por:karen-millen

14

03/2022

¡Mis queridos palomiteros! Entrevista a Santiago López Navia, Premio Emilio Alarcos de Poesía. Quedaos con su nombre. El último ganador de la XX edición es vicedecano de investigación de la Facultad de Educación de UNIR y ha conquistado el galardón con el poemario titulado 25-33. El jurado lo ha concedido por unanimidad “por su contenido original, impresionante y emocionante en la evocación de una infancia transcurrida en un barrio de la periferia del sur de Madrid”.

Entrevista a Santiago López Navia, Premio Emilio Alarcos de Poesía

Este año, como ha informado Europa Press, se presentaron 89 poemarios procedentes de varios países, de los que se seleccionaron 12 trabajos en una primera fase. El fallo valora también “su sencillez y precisión, su desnuda exactitud”, que recrea “momentos, hechos, atmósferas que salvan la vida de un niño y su acceso a conceptos como bondad y hermosura”.

Además, López Navia es autor de trece libros de poesía y uno de relatos, entre los que se encuentran Tremendo arcángel (2003); Sombras de la huella (2006); El cielo de Delhi (2007); Ensueño y mediodía (2011); Arte nuevo (2013); Impresiones de paso (2015); la antología Vivir es llegar tarde a todas partes (2017), Tregua (2020) o Hespérides (Peregrinaciones, duelos y silencios de Jacobo Sadness) (2021).

Madrileño nacido en 1961, tiene un currículo que impresiona. Entre otras virtudes detectadas, es doctor en Filología por la Universidad Complutense de Madrid, doctor en Ciencias de la Educación con premio extraordinario por la UNED y doctor honoris causa por la Universidad SEK de Santiago de Chile, en la que es titular de la Cátedra de Estudios Humanísticos Felipe Segovia Martínez. Asimismo, es miembro asesor del Consejo de Dirección de Trinity College Group. Por fortuna hemos podido hablar con él. Pasen y lean.

Recientemente se ha hecho acreedor del XX Premio Emilio Alarcos de Poesía con el poemario titulado 25-33. ¿Qué ha supuesto para Ud. tal consideración?

Una gran alegría, sin duda. No es fácil obtener un premio literario, y menos aún uno de tanta categoría como el Emilio Alarcos, avalado por un jurado indiscutible (Luis Alberto de Cuenca, José Luis García Martín, Olvido García Valdés, Aurora Luque, Josefina Martínez y Carlos Marzal) y promovido por una institución tan relevante como el Principado de Asturias. Estar entre los finalistas de un premio de poesía supone ya un importante reconocimiento, teniendo en cuenta la cantidad de poetas que concurren y el enorme talento que acreditan.

25-33 es un poemario escrito desde el duelo (la pérdida de mis padres en 2018 y 2019), pero no es un poemario de duelo

¿Qué criterios ha seguido para configurar el citado poemario?

Entrevista al escritor madrileño Santiago Alfonso López Navia, nuevo ganador del XX Premio Emilio Alarcos de Poesía: “La fe y el amor son la mejor inspiración para mí”

Desde el punto de vista de los sentimientos que lo inspiran, 25-33 es un poemario escrito desde el duelo (la pérdida de mis padres en 2018 y 2019), pero no es un poemario de duelo, sino de amor y homenaje hacia ellos: su ejemplo, sus enseñanzas, su entrega; su legado imborrable, en fin. Todos los poemas están escritos desde la mirada y el recuerdo del niño que fui.

El libro se enmarca temporalmente en mi infancia, y su espacio preferente es mi barrio, el Poblado Dirigido de Orcasitas, en el sur de Madrid, en donde crecí y en donde aprendí de la mano de mis mayores, con mis padres a la cabeza, los valores del respeto, el esfuerzo y la honradez. Y cuando digo mi barrio digo mi viejo barrio, el anterior a la reconstrucción acometida en los años 80 como consecuencia de su derrumbamiento. Ese es el barrio que aún sigue conmigo en mis sueños, y con él mi vieja casa. Los números del título del poemario son los de mi antiguo bloque (el 25) y mi antigua casa (la número 33 de la calle Lesaca).

En cuanto a su forma, y ya se entiende que el número no es casual, está compuesto por 25 poemas escritos en combinaciones de versos blancos de cinco, siete y once sílabas. Veinte de ellos están numerados con número árabe y combinados de dos en dos se refieren respectivamente a mi padre y a mi madre. Los otros cinco, numerados con números romanos, se van intercalando siempre tras un bloque de los otros cinco. El poemario busca una arquitectura estructural coherente con el motivo que lo inspira.

Pretendo ser útil por lo que hago y conseguir el afecto de aquellos para quienes lo hago

En su extenso currículo se aprecian labores como docente, escritor e investigador. ¿Tal vez le gustaría que solo se le reconociera como poeta?

Eso implicaría aceptar la premisa de que busco ser reconocido. No aspiro a tanto. Pretendo ser útil por lo que hago y conseguir el afecto de aquellos para quienes lo hago, sean mis alumnos, mis colegas en el ámbito de la investigación o los lectores de mis libros de creación. Solo ese afecto permanecerá; el reconocimiento es casi siempre perentorio.

Su obra poética se caracteriza por su existencialismo cristiano. ¿Cuál es el origen de esta realidad?

Mi fe. No encuentro un impulso mayor que ese, estimulado por el compromiso de convertirla en obra al servicio de los demás en todo lo que hago. El principal lema de mi vida está tomado de la primera carta de Pablo a los corintios (el versículo 13, 8 concretamente): “El amor no pasará jamás”. La fe y el amor son la mejor inspiración para mí.

La fe y el amor son la mejor inspiración para mí

¿Qué le cuesta más, prepararse una clase, arrancar una investigación o la creación poética?

Todo implica un esfuerzo si se hace con el rigor y la seriedad necesarios, pero debo decir que el placer con que procuro hacerlo atempera el esfuerzo.

¿Cómo se inicia Ud. en el mundo de la escritura?

Esto lo explico mejor en el audio que acompaña a esta entrevista. A él me remito.

¿Qué aporta su trabajo a otros del mismo corte?

Con total sinceridad y con la mayor prudencia, entiendo que no soy yo quien debe contestar a esta pregunta. Suponiendo que yo aporte algo, son los demás quienes deben significarlo.

¿Qué cree que busca el lector de poesía hoy día?

Como ya he dicho en otras ocasiones, la lectura de la poesía no está determinada por un único perfil de lector. Junto a lectores que buscan una poesía que sea poesía (no que parezca poesía, y no es lo mismo) hay otros –por lo demás muy respetables, faltaría más, tanto lectores como creadores– que parecen buscar en la poesía algo parecido a lo que ofrece la autoayuda, y desde luego hay autores que les brindan esa respuesta con un éxito muy notable.

La lectura de la poesía no está determinada por un único perfil de lector

¿Qué es para Ud. el éxito?

Nada que merezca la pena perseguir. Ya decía Rudyard Kipling en uno de sus poemas más conocidos (If) que el éxito y el fracaso son dos grandes farsantes.

¿Qué claves puede ofrecer a quienes deciden dedicarse a la escritura?

Que lean sin tregua, que no se ensoberbezcan nunca, que sean coherentes y agradecidos con la tradición que nos precede y que no cedan a la tentación de considerar que los impulsos disruptivos pueden ser más valiosos que la cordialidad y la inteligibilidad que deberían animar a la creación literaria: casi todo está ya inventado.

¿Qué opina de la situación de la Cultura en nuestros días?

Que es un tesoro que hay que cuidar y acrecentar sin descanso, condiciones ni reservas, combinando inteligentemente las diferentes orientaciones que la explican y los diferentes impactos que persiguen los creadores. La cultura siempre ha necesitado de cuidados y atenciones permanentes, ahora y siempre.

La Cultura es un tesoro que hay que cuidar y acrecentar sin descanso

¿Qué habría que hacer para dotar de más visibilidad a la Cultura?

Aumentar los espacios y las oportunidades para la creación en todos los campos, evitando los cenáculos, las capillitas y las banderías inútiles que pretenden liderar quienes a veces se consideran superiores a los demás, cuando no iluminados.

¿Qué tipo de poesía consume cuando no la escribe?

Toda la que llega a mis manos si coincide con los criterios que he expuesto antes, y muchas veces, por el afecto y la cortesía necesarios, la que no coincide con ellos.

¿Las nuevas generaciones tienen ideas frescas?

Sin duda, y que así sea siempre, pero me remito a lo dicho en la décima pregunta de esta entrevista.

Tengo casi cerrado otro poemario en el que voy a reunir mis poemas satíricos, que están escritos con una mezcla estudiada de levedad y gravedad

¿Cuáles son sus referentes poéticos y a quienes admira?

Entre los muchos poetas a quienes admiro, y por poner solo algunos ejemplos, están Garcilaso de la Vega, San Juan de la Cruz, Quevedo, Espronceda, Antonio Machado, Pedro Salinas, Blas de Otero, Rafael Morales, Luis Alberto de Cuenca, Edgar A. Poe, William B. Yeats y Charles Bukowski.

¿Qué otros proyectos tiene en marcha?

En estos momentos tengo iniciado un nuevo poemario que tardará unos años en completarse y tengo casi cerrado otro en el que voy a reunir mis poemas satíricos, que están escritos con una mezcla estudiada de levedad y gravedad. También tengo pendiente desde hace tiempo escribir un segundo libro de relatos, pero me quedan algunos para completarlo. Y nada de esto puede hacerse con prisa.

Share and Enjoy !

0Shares000

Entrevista al escritor madrileño Santiago Alfonso López Navia, nuevo ganador del XX Premio Emilio Alarcos de Poesía: “La fe y el amor son la mejor inspiración para mí”
  • 326
  • ¿La ropa de poesía es lo mismo que la moda de poesía?

Artículos relacionados