Jada Pinkett Smith, sobre su calvicie: “No quiero que nadie piense que me hice una cirugía cerebral”

  • Por:karen-millen

07

05/2022

Desde hace años, el cabello bien corto es uno de los sellos de Jada Pinkett Smith, pero en el último tiempo, la actriz sorprendió a sus seguidores luciendo su cabeza calva. Este martes, explicó el motivo de su nuevo look.

“Mamá tendrá que cortárselo hasta el cuero cabelludo para que nadie piense que se sometió a una cirugía cerebral o algo así. Esta alopecia y yo vamos a ser amigos... ¡Punto!”, escribió Pinkett en su cuenta de Instagram, junto a un clip en el que cuenta qué fue lo que la llevó a tomar esa determinación.

La actriz sufre de alopecia, lo cual ataca los folículos pilosos y provoca pérdida de cabello, y en el último clip que subió a las redes habló sobre su padecimiento. “Ahora, en este punto, solo puedo reír”, expresó Pinkett Smith, mientras pasaba su mano por su cabeza.

“He estado luchando contra la alopecia y, de repente, un día, miren esta línea de aquí. Miren eso”, pidió mientras señalaba una porción de su cuero cabelludo, similar a una cicatriz, en la que no tiene pelo. Y riendo, continuó: “Apareció así y esto va a ser un poco más difícil de ocultar; así que pensé en compartirlo para que no me hagan preguntas”. Entonces, en tono de humor, contó que se hará una pequeña corona con diamantes de imitación sobre esa línea.

Si bien muchos de sus seguidores se mostraron sorprendidos, la actriz nunca ocultó sus problemas capilares. Así, en julio, Pinkett Smith siguió los consejos de su hija Willow Smith, de 21 años, y se afeitó por completo la cabeza. “Willow me obligó a hacerlo porque era hora de dejarlo ir”, explicó por aquel entonces. De hecho, su hija se rapó en el mismo momento que Pinkett. Además, la madre de la actriz, Adrienne Banfield-Norris, también luce una muy corta cabellera.

Jada Pinkett Smith, sobre su calvicie: “No quiero que nadie piense que me hice una cirugía cerebral”

Ya en 2018, la esposa de Will Smith se refirió a su problema de alopecia en uno de los episodios de su programa de Facebook, Red Table Talk, en el que suele hablar sin tapujos sobre su vida y, también, la de su familia. “Esto es algo de lo que no he querido hablar antes porque no es fácil de enfrentar, pero creo que llegó el momento de hacerlo. Me encuentro peleando con problemas de pérdida de pelo. Un día estaba en la ducha y, de golpe, encontré que tenía puñados de pelo en mis manos y pensé: ‘Dios mío, me estoy quedando calva’. Fue un momento de mi vida en el que, literalmente, me quedé temblando del miedo. Por eso es que oculto mi cabello”, relató.

Más tarde, compartió con sus seguidores que había encontrado un tratamiento que estaba surtiendo efecto. “Estoy recibiendo mis pequeñas inyecciones de esteroides, y parecen estar ayudando. No curan, pero parecen estar ayudando. De todos modos, estoy abierta a otras ideas”, reveló.

La sinceridad con la que la actriz se dirige a su público parece ser un tema de familia. Tal es así que el otro hijo de Pinkett y Smith, Jaden, de 23 años, también eligió el programa de su madre para hablar sin tapujos sobre sus problemas de peso.

En una charla a corazón abierto, el joven contó que en 2019 su familia intervino para ayudarlo a superar sus trastornos alimenticios, provocados por los nervios y la ansiedad. “Pude trabajar con un equipo de médicos, recuperar mis vitaminas y obtener mis suplementos diarios a base de batidos de proteínas”, relató este lunes.

“Esos batidos son la mitad de mi dieta. Es como una contraseña que tengo que encontrarle a mi cuerpo. Hoy peso como cinco kilos más que hace unos meses”, explicó y añadió que también está yendo al gimnasio para poder ganar masa muscular.

“Atravesé un largo camino desde esa foto que me tomaron en Coachella, en donde era puro hueso. Simplemente no tenía hambre”, dijo mientras en la pantalla mostraban una imagen de hace dos años en la que Jaden estaba disfrutando del famoso festival de música californiano.

Red Table Talk se ha convertido en el lugar elegido por la familia Pinkett Smith para contar todo tipo de infidencias. En julio pasado, la propia anfitriona se definió como “un milagro andante” al repasar su historial de adicciones y reflexionar sobre el impacto que estas podrían haber tenido en su presente. “Beber vino tinto para mí era como beber agua”, lanzó la actriz de Matrix: resurrecciones, quien además contó que podía tomarse una botella en una hora y media, y que lo mezclaba con éxtasis y marihuana.

Del mismo modo, en 2020, Pinkett le confesó frente a cámaras a su marido, Will Smith, que le había sido infiel, al mantener una relación con el cantante August en un momento en que pasaban por una crisis matrimonial.

Jada Pinkett Smith, sobre su calvicie: “No quiero que nadie piense que me hice una cirugía cerebral”
  • 283
  • qué ropa funciona con la moda rapada

Artículos relacionados