El número 1 de la moda en el mundo está presente en 216 mercados

  • Por:karen-millen

22

03/2022

El gigante textil es una Babel moderna, en la que al cierre del año pasado trabajaban más de 144.000 personas de 171 nacionalidades diferentes. Una plantilla diversa, en la que las mujeres son mayoría (el 76 % de la plantilla) y concentrada en las tiendas (que dan empleo al 86 % del personal, frente al 7 % de los servicios centrales, el 6 % de la logística y el 1 % en las fábricas). De los 60 países en los que el grupo tiene empleados, España, con más de 40.200 (el 91 % indefinidos), es el país con la plantilla más numerosa, frente a los dos únicos trabajadores en Pakistán.

Aunque desde hace tiempo España ya no es su mercado principal (apenas factura uno de cada siete euros, un 14,6 %, en el país), Inditex es una empresa sistémica para la economía nacional. No solo por su nivel de actividad y empleo, sino también por su contribución fiscal, que superó los 1.200 millones de euros en el año de la pandemia. De esa cifra, 620 millones corresponden al pago de impuestos propios (principalmente, sociedades) por parte del grupo y otros 581, los que recauda, pero que abonan sus clientes o sus empleados. En todo el mundo, la aportación tributaria de la multinacional roza los 4.700 millones.

Salida a bolsa y digitalización

En la historia de Inditex hay dos puntos de inflexión que explican el éxito de la compañía. El primero, la salida a bolsa en mayo del 2001, capitaneada por un equipo directivo que entonces dirigía José María Castellano y que evidenció el reconocimiento de los inversores a un modelo de gestión desconocido hasta entonces en la industria textil. No solo es que las peticiones de títulos superaran en hasta 26 veces la oferta, o que la acción se disparase más de un 22 % en su primer día en el parqué, sino que desde entonces se ha revalorizado un 900 %. Los 2,94 euros que se pagaron el día que comenzaron a cotizar (que, en realidad, es una quinta parte de la acción original, pues en el 2014 se hizo un desdoblamiento que dividió cada título en cinco) se han multiplicado por diez, ya que este lunes, antes de conocerse la remodelación de la cúpula, dieron un último cambio en los 29,67.

Si la salida a bolsa supuso el salto de la empresa a una nueva dimensión, la digitalización ha cambiado para siempre su forma de operar en el mercado. De hecho, Zara llegó tarde al negocio online. La tienda virtual de la enseña principal del grupo se estrenó en el 2010, tres años más tarde que la de Zara Home y cuando sus principales competidores ya operaban por Internet. Pero, de nuevo, el grupo gallego, ya con Pablo Isla al frente, hizo una apuesta diferencial que le permitió afianzar su liderazgo mundial en el negocio de la moda. No se trataba de abrir una tienda online como quien abre un punto de venta en cualquier capital del mundo, sino de crear un nuevo ecosistema comercial que integrase el comercio electrónico con la tienda física, un modelo que ha ido perfeccionando en los últimos años y que le ha permitido aprovechar la ventaja competitiva que le otorga su extensa red de establecimientos. Tiendas que se emplean como un showroom donde el cliente puede tocar y probarse las prendas, reduciendo el riesgo de devolución, y como un punto para preparar y recoger los pedidos online, que fueron su red de resistencia en el año de la pandemia, en el que un tercio de la facturación llegó por Internet.

Así queda la cúpula de Inditex tras el relevo de Pablo Isla por Marta Ortega

El número 1 de la moda en el mundo está presente en 216 mercados

Sofía Vázquez

Vuelco total en la cúpula de Inditex. La compañía acaba de anunciar que Marta Ortega será la nueva presidenta de la multinacional, tras la renuncia de Pablo Isla como presidente y miembro del consejo de administración y de su comisión ejecutiva. La renuncia, según el comunicado remitido a la CNMV, tendrá efectos desde el 1 de abril .

Marta Ortega Pérez será consejera «para la cobertura de la vacante producida por la renuncia de Pablo Isla a sus cargos». El hasta ahora consejero delegado Carlos Crespo también dejará su puesto, que ocupó desde julio del 2019, pero no se va de la compañía, sino que se hará cargo de la dirección general de operaciones, transformación sostenible y digital, «en ambos casos con efecto inmediato».

Seguir leyendo

WhatsappMailFacebookTwitterComentar ·

© Copyright LA VOZ DE GALICIA S.A.Polígono de Sabón, Arteixo, A CORUÑA (ESPAÑA) Inscrita en el Registro Mercantil de A Coruña en el Tomo 2438 del Archivo, Sección General, a los folios 91 y siguientes, hoja C-2141. CIF: A-15000649.


Aviso legalPolítica de privacidadPolítica de cookiesCondiciones generales

El número 1 de la moda en el mundo está presente en 216 mercados
  • 110

Artículos relacionados