Laura Opazo, gurú de moda: “Las tendencias existen porque la industria necesita vender”

  • Por:karen-millen

01

03/2023

¿De qué hablamos cuando hablamos de moda sostenible? De responsabilidad social y medioambiental. Dos términos que años atrás no estaban en el vocabulario de la industria textil y que actualmente, cada vez más, están trazando y orientando su camino.Laura Opazo, gurú de moda: “Las tendencias existen porque la industria necesita vender” Laura Opazo, gurú de moda: “Las tendencias existen porque la industria necesita vender”

“La moda sostenible propicia que haya un equilibrio entre la parte social, económica y medioambiental. No deja de ser más que equilibrio en un mundo totalmente desequilibrado donde la industria textil es la segunda más contaminante del mundo”, detalla Laura Opazo en diálogo con VOS. Laura es considerada una gurú de la moda sostenible en España y desde octubre se la puede ver en la pantalla de Más Chic con la serie Para cada ocasión, una propuesta en la que junto a otros expertos asesora a mujeres para que aprendan a vestirse.

“La moda sostenible está ocupando cada vez más lugar en la industria y va camino a convertirse en la regla, no en la excepción. Pero este fenómeno no ocurre solamente en la moda, todas las industrias están virando a convertirse en más sostenibles. La moda evidentemente tiene una emergencia porque es altamente contaminante y precisamente por ello debe ser una de las industrias que abanderen este cambio. Es un cambio que debe implementarse con prisa y sin pausa. Pero claramente no todas las marcas lo hacen de la misma manera. Hay muchos gigantes cuyos cambios son más progresivos y lentos, y otras marcas que pueden permitirse cambios más rápidos porque son más pequeñas. Pero creo que ya no es una opción, no es una alternativa, es una obligación, una la dirección a la que se dirige la industria de la moda y el resto de los sectores también”, analiza.

– Qué opinás del preconcepto que sostiene que la moda sostenible no es estéticamente agradable.

– Te podría decir que estaba de acuerdo en eso de que la moda ética no siempre es estética hasta 2017. Actualmente, hay muchas marcas que nacieron con este nuevo ADN y otras firmas trasformaron sus procesos para hacerlos lo más sostenible posible. Cada vez hay más gente con criterio creando marcas bonitas que hacen diseños fabulosos por lo que creo que esta es una concepción errónea que forma parte del pasado.

“Sí es cierto que la moda sostenible puede tener ese toque hippie o bohemio pero esto tiene su razón de ser porque en los años 70, cuando empezó toda esta inquietud medioambiental, la estética preponderante era esa. Pero actualmente la moda sostenible atiende a otros tipos de estéticas también. Hay marcas que atienden los gustos de aquellos que prefieran prendas más sobrias o vanguardistas. Hoy la moda sostenible es muy plural”, explica.

Laura Opazo, gurú de moda: “Las tendencias existen porque la industria necesita vender”

Además de la moda sostenible, la moda vegana es un término que está en boga actualmente, pero Laura aclara que la moda vegana no es necesariamente sostenible. “Lo interesante de la moda vegana es que no utiliza materia prima derivada de animales. No hay una explotación animal, pero el problema es que muchas veces esta industria utiliza ecopiel derivada de plástico, o un sucedáneo de plástico, para sustituir el cuero, y eso no es muy sostenible. Hay maneras de realizar prendas veganas sin recurrir al plástico, pero no todas las marcas lo hacen”, distingue.

La tiranía de las tendencias

“Las tendencias existen porque la industria necesita vender. Te generan una necesidad. A lo largo de la historia hubo tendencias que acompañaron y acompañan cambios sociales, pero es imposible que las tendencias acompañen cambios sociales si se generan cada dos semanas. Eso ya es un invento de la industria para incitarnos a consumir”, apunta Laura, quien se define como una fuerte detractora de “lo que se lleva”. “No me interesan las tendencias, ni precisar qué se lleva, lo que se lleva es ser un consumidor inteligente y consiente, saber sacarle el mejor provecho a tu guardarropa, tener personalidad y saber reflejarla, porque en definitiva la moda es un lenguaje, una declaración de intenciones, como nos vestimos habla mucho de nosotros”.

Además de asesora de imagen y estilista, Laura es publicista y conoce el “detrás de escena” que fomenta la creación de tendencias para generar necesidades y un mayor consumo. Por este motivo, ella es una abanderada a la hora de incentivar el consumo inteligente y consciente. “El ser humano actualmente se somete a más de tres mil inputs publicitarios desde las redes sociales, la publicidad exterior, o incluso las series que ven. Estamos tan saturados de publicidad que no terminamos discriminando lo que nos gusta de lo que no”, explica y sigue: “Si trabajás el autoconocimiento, si te conocés mejor, difícilmente seas tan influenciable. Si una persona se conoce y tiene en claro cuáles son sus gustos y sus referentes estéticos y culturales, da igual lo que digan y a menos que sea algo que se adapte realmente a su esencia, no va a sucumbir tan fácilmente”.

“Además del autoconocimiento, para realizar un consumo inteligente es importante fomentar la creatividad. La creatividad no es un don que algunos tenemos y otros no. Se trabaja, es un músculo que se desarrolla. Se trabaja con cosas tan tontas como realizarse un desayuno distinto todos los días. El tema es que vivimos en una sociedad donde todo va rapidísimo, donde intentamos no pensar mucho porque nuestras preocupaciones diarias nos agotan todo el espacio y el tiempo. Nos gusta que nos lo den todo bastante masticado. En el momento en el que trabajás la creatividad, te acostumbrás a ver alternativas en las cosas rutinarias terminas viendo posibilidades también en tu armario. Cuando trabajás la creatividad, terminarás combinando las prendas de una maneras que escapa a lo tradicional o lo estándar, y eso va a expandir mucho más tu armario y vas a utilizar más lo que tenés”, explica.

–A la hora de recomendar es muy delicado caer en las clasificaciones de tipo “cierta prenda es para un tipo de cuerpo”. En tu caso ¿cómo fundamentás tus recomendaciones?

–Totalmente. Creo que las clasificaciones del cuerpo al estilo pera, cilindro, triángulo invertido y demás es un poco injusta porque además sólo se da en el caso de los cuerpos de las mujeres. Nunca he visto esa clasificación hecha hacia el cuerpo de los varones. Eso me parece absurdo. Pero, lo que no se puede negar, es que cada cuerpo tiene volúmenes diferentes. Esto no es bueno ni malo, es producto de la diversidad de cuerpos y, según donde tengas los volúmenes, la ropa te puede ayudar a determinadas cuestiones en función de tus preferencias. Podés marcar los volúmenes, atenuarlos, según lo que busques hay prendas que te van a ayudar a conseguir esos efectos ópticos. Desde ese lugar me resulta interesante hablar de volúmenes. Para ver cómo jugar con ellos para potenciar los rasgos que la persona quiera poner en relevancia. Pero toda recomendación parte de una charla previa con la persona y un entendimiento de sus gustos y preferencias e intereses. Hay que aconsejar en función de sus necesidades y potencialidades.

Para ver

Para cada ocasión se emite los sábados y domingos a las 18 hs. por Más Chic.

Laura Opazo, gurú de moda: “Las tendencias existen porque la industria necesita vender”
  • 474
  • es brillo una tendencia de moda 2017 ropa

Artículos relacionados