Telva "Emily in Paris 2" o lo que una editora de moda opina sobre los looks afrancesados

  • Por:karen-millen

12

04/2022

Por esas casualidades de la vida, en la pequeña pantalla coinciden estas Navidades dos de las series en las que la moda ha tenido un mayor peso. "And Just Like That" y, hoy mismo, "Emily in Paris". También por esas casualidades del destino, en las dos ha tenido un papel primordial Patricia Field que ha creado dos iconos de ficción que pueden gustar más o menos pero que están ahí, Carrie y Emily.Telva

Si confieso que estoy saboreando a pequeños sorbos el reboot de "And Just Like That" (como un buen chardonnay), solo con ver los primeros looks de Emily ya me ha salido urticaria por el cuerpo. Analicemos (sin hacer spoiler).

Tras una primera escena en la que la protagonista sale haciendo running (nada que objetar aquí), aparece su primer look de oficina formado por un polo de rayas, sí, pero de colores (error!) y una falda de cuadros en tonos verdosos. En la segunda escena, de noche, Emily se enfunda un vestido corto de lentejuelas en color rosa.Telva

Día 2: Emily vuelve a la oficina con un top y una chaqueta que mezcla prints como si no hubiera un mañana y en la que si no llevas gafas de sol es muy probable que mueras de ceguera inmediata. He seguido viendo el capítulo pero ya tengo varias conclusiones al respecto:

Telva

1. Patricia Field no está siendo del todo sincera cuando asegura que veremos unos looks mucho más afrancesados que los de la primera temporada. Porque en los primeros capítulos, confieso que Lily Collinssí que deslumbró con unos vestidos negros dignos de Audrey Hepburn. De momento, el color me quema las retinas.Telva

2. Todo el mundo sabe que las francesas son, no digamos aburridas, pero sí clásicas. El negro es su color fetiche, el tweed su mejor inversión y, lo más importante, las rayas, por favor, siempre en azul marino y blanco (¿de quién ha sido esa terrible idea?). Mal, Patricia, mal.

3. Y, aquí me quito la máscara del todo: En serio, Emily, no me creo que trabajando con una jefa que es una versión televisiva de Carine Roitfeld y que no puede tener más rollazo, no se te haya pegado nada. No admisible y, sobre todo, poco real. Telva

Conclusión: ¡Ay! Cuánto cuesta ser coherente en esta vida. Confieso que voy a verla desde el primer hasta el último episodio. En pleno rebrote COVID, veré París, por lo menos desde el salón de mi casa. Y aunque los estilismos de Patricia Field me rechinen (me parece que no todo vale para captar la atención del público) me muero por ver una historia que me haga evadirme, reír y reconciliarme con el género humano (a fin de cuentas, ella siempre quiere hacer el bien).

Llamadme loca. O Emily, si queréis. Me lo merezco.

Te puede interesar

15 regalos que Emily adoraría en París (y en cualquier lugar del mundo)

15 regalos que Emily adoraría en París (y en cualquier lugar del mundo)

Telva "Emily in Paris 2" o lo que una editora de moda opina sobre los looks afrancesados
  • 108

Artículos relacionados